Alerta Digital

Iquitos, la lluvia, el sol y el río Amazonas en mi infancia

Por: Wilder Rojas Díaz

15 de Abril 2018, 21:28

Hoy quiero compartir con ustedes, mis pacientes y generosos lectores, dos textos que incluiré en mi libro de narraciones breves de mi infancia en Pucashpa, el paraíso donde nací, y en Iquitos, donde la lluvia y el Sol juegan con los que se besan a escondidas. Aún no tengo idea del nombre del libro, tal vez, aparezca en cuanto vaya recopilando estos textos que están en cuadernos, hojas- espero que no extraviadas- en la computadora, el celular y en Facebook. Acepto mi tarea de meterme en el bosque de mis escritos.

Una explicación necesaria, la gran mayoría de estos textos nacieron al escuchar y recordar cualquier canción de finales de los 60 y de la década del 70.

El avispón
De niño bailaba "El avispón" de Los Destellos, sin parar e inconsciente. Horas y siglos en un movimiento, alucinado y sonriente, hasta que la aguja del tocadisco abandonaba su función y las aves cambiaban de plumaje. Yo fluía en el río Amazonas. Cerrando los ojos me dirigía hacia el sol, atravesando los árboles y destruyendo el himen jodido de la servidumbre.

Mi miedo al chuchallaqui, al tunchi, y al tenebroso maligno desaparecía con solo moverme y tocar las hojas de la temida y generosa ishanga. Desde Pucashpa yo realizaba viajes al interior y al exterior de la galaxia tropical y en mi sangre quedó tatuado el pentagrama sicodélico.

En Iquitos, me sacaban de las fiestas porque los adultos ya no querían a un huambrillo estorbando y quitándoles a la señorita que, seguramente, estaba a punto de decir sí. Se venía una noche mágica. Yo no entendía razones, porque para mí la fiesta era para bailar y el que podía y quería hacerlo, simplemente, debía moverse sin importar la crítica y la burla, que no es lo mismo que la risa. Nos movemos y punto. Y cómo no hacerlo si "El avispón" es mágico y nos hace bailar entre ríos, quebradas y bosques.

En Iquitos, si no sueñas, mueres. Si te pones lógico y refutas que los árboles no tienen madre, si quieres reírte cuando escuchas que de los ríos salen sirenas y bufeos transformados en bellas mujeres y hombres, o quieres demostrar que el silbido del tunchi es el viento y que el ayapullito no existe, estás fuera de foco o zafado.

Si vas para Iquitos, prepárate para ingresar a otra dimensión y solo necesitarás hacerte cargo de tu libertad.

El maligno
Hoy recordé esta canción, (Aunque te vayas muy lejos del grupo Caña Brava) gracias a un sonido de la ciudad, mientras iba por el malecón Cisneros y la gente caminaba mirando el mar de Miraflores.

En mi infancia, tal vez, entre mis 5 y 6 años, cuando vivía entre los árboles y el Sol, bañándome en el río Amazonas y bajo la lluvia, sin saber de patria, de fronteras, sin saber leer, solo un perfeccionista de la pesca, un despistado aprendiz de curandero con manteca de boa y hierbas eróticas.

Escuchaba esta canción mientras me ejercitaba en predecir en qué minuto del siglo iba a llover. Y la silbaba en la oscuridad para combatir al maligno que jodía y jodía porque sabía que yo le tenía miedo.

Cuando lo enfrenté, mostrándole el filudo sable que usaba mi abuelo, el maligno se mató de risa, y creí que todo ya estaba perdido. Se acercó danzando como Gene Kelly en "Singin' in the rain" y yo solo atiné a mostrarle mi pene como última acción, antes de mi fin. El maligno retrocedió gritando que él no tenía pene, y que cuando estuvo vivo no supo utilizarlo, que por eso nadie le recordaba, no le encendían velas. Nadie iba a su tumba.

-Mereces vivir, cuídate nomás de los imbéciles que podrían decirte que leer hace daño, que leer te hace perder la memoria. Y, ¡vete ya a Iquitos que aquí estás jodiéndome!

...

Wilder Rojas Díaz

Director de Canal TI

Tags:

Alerta Digital

Lo que callan los vendedores

  • 12 Ago, 2018
  • Wilder Rojas

En el Día del Vendedor, los jefes y la alta dirección de las organizaciones dicen que sin aquellos, los productos, soluciones y servicios no se venderían, se quedarían en el estante o almacén y “ninguno de nosotros cobraría a fin de mes”.

Alerta Digital

¡No pasa nada!

  • 06 Ago, 2018
  • Wilder Rojas

El efecto de la corrupción solo se vive en la televisión y la radio, se lee en los diarios y revistas. La tragedia y el futuro del Perú se debate en los medios. Allí se está librando la batalla contra la corrupción.

Alerta Digital

No te dejes aplastar por la corrupción

  • 30 Jul, 2018
  • Wilder Rojas

Es posible que haya algunos peruanos que están asombrados (y algunos dirán ¡qué asco!) por los audios de los jueces y consejeros del CNM. Otros están diciendo que mejor se irán de este país porque es atrasado e injusto, que no vale la pena vivir aquí y que es

Alerta Digital

La importancia del enfoque

  • 02 Abr, 2018
  • Wilder Rojas

Los que algunas veces han leído mis columnas recordarán que siempre recalco que pase lo que pase es poderoso mantener la vista en la meta. Suena como una pastilla positiva, de esos que abundan hoy por las redes sociales, de esas que todos comparten y pegan en

Alerta Digital

El Centro Histórico de Lima huele mal

  • 19 Feb, 2018
  • Wilder Rojas

El Centro Histórico de Lima necesita un alcalde. Lima necesita una revolución para convertirse en una ciudad para seres humanos, para los que quieren vivir en armonía, en paz, con bienestar y disfrutando de espacios libres, zonas verdes, lugares para el arte..

Alerta Digital

El extraordinario gesto de Lord Michael Bates

  • 05 Feb, 2018
  • Wilder Rojas

Si estás enterado de la renuncia de Lord Michael Bates, secretario de Desarrollo Internacional del Reino Unido, por haber llegado 2 minutos tarde a la sesión del parlamento, seguramente te ha causado risa o, por lo menos, un rictus como diciendo: “Hay que ser